En el tiempo. Y más allá.

Hace algunos días conversaba con unos amigos acerca de si tener la ilusión por algo que aún no ha llegado es lo mismo que vivir en el futuro, esperando siempre algo que quizá nunca llegue. Comentábamos si eso puede dificultar que vivamos en el presente y que disfrutemos de lo que tenemos. Sobre eso salió también el tema del pasado, acerca de si recordar épocas pasadas, que en nuestra memoria siempre parecen mejores, era vivir de recuerdos. Y yo me preguntaba si  debíamos “aprovechar el momento” como recomendaba Horacio para aceptar nuestra realidad, nuestro aquí y ahora. Disfrutar de todo como si fuera el último día, sin preocuparnos de los errores pasados ni de lo que puede venir después. Solo existe esto que vemos, nada más. Sin embargo, no sé si seré poco moderna, pero el carpe diem no termina de convencerme.

Hoy es uno de esos días en que me siento melancólica y a la vez llena de esperanza, pero sé que vivo en el hoy, en el hoy y con las cosas que tengo que hacer, que no son nada poéticas. Y tengo la nostalgia de alegrías pasadas, de que hoy, primero de noviembre, no estoy con mi familia celebrando el día del fiambre, como lo había hecho todos los años hasta ahora. Y sin embargo, en el Día de Todos los Santos se nos presenta quizá la mejor razón para esperar siempre, esperar a los próximos primeros de noviembre, esperar a la navidad para ver a mi familia, esperar el examen de El Ser y los filósofos… pero principalmente a esperar en que, si yo lo quiero, cada día puedo ser mejor. Y en medio de todo esto, como para bajar a la tierra, un trabajo de Ética, una amiga con catarro y quedar con algunas del Colegio Mayor para merendar por la tarde. Cosas de todos los días, pequeñeces. Pequeñeces que se mezclan con el ayer y el mañana, porque no podemos excluirlos, ni deberíamos.

Tal vez los recuerdos no son tan malos, tal vez parte del disfrutar del hoy se encuentra en poder ver hacia atrás y sonreír, porque ese ayer en algún momento fue hoy. Y tal vez soñar con tiempos mejores también nos ayuda a disfrutar de un hoy que será siempre imperfecto, pero que nos deja espacio para esperar que mañana sea quizá un día que nos sorprenda, para no dejar de soñar. No solo existe el hoy. A pesar del hoy, siempre existe un mañana, un después, un volver a empezar.

Del ayer aprender, del hoy disfrutar y del mañana esperar. Todo a la vez. Ni solo uno ni solo el otro, porque aunque vivimos en el tiempo, parece que lo superamos. No nos atrapa. Somos más libres de lo que pensamos.

Anuncios

3 comments

  1. Sabés que cabal estábamos hablando de eso uno de estos días, y pienso que, como dijiste no hay que vivir en el pasado ni en el futuro, sino disfrutar del presente. El pasado es lo que nos ha hecho lo que somos hoy en día, y el futuro es el que nos impulsa a luchar. Aunque es irremediable tener recuerdos y esperanzas deberíamos de tratar de enfocarnos más en el presente, sin llegar al carpe diem.

  2. 100 ptos.!
    Aunque a veces si es dificil llevarlo a la práctica, pero igual hay que luchar en vivir cada momento como si fuera el último. El tiempo es lo más preciado que tenemos y no nos podemos dar el lujo de desperdiciarlo, y esta frase en lo personal me ayuda siempre: “Haz lo que debes y está en lo que haces”.

  3. Carmen, estoy muy de acuerdo con todo lo que dices, sobretodo porque confío en Kant diciendo que el futuro, aunque desconocido, debe servirnos para aspirar a él, pero que debemos fiarnos sólo de lo que conocemos, eso es, el presente.
    Pero, hay una pequeña cosa que me falla, y que realmente no es culpa tuya, sino de un aprendizaje erróneo. El poema de Horacio no es, para nada, y como piensan algunos, una oda al “haz lo que te de la gana y disfruta”, sino más bien un “confía en el presente porque es lo único que tienes seguro”; es decir, hablando en plata: “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”. Pero sólo es un error fruto de poca investigación sobre el tema y la opinión que hay a pie de calle.
    Bonito blog, ahora mismo me hago seguidora 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s